RDL 7/2020 MEDIDAS FISCALE POR EL COVID - 19

17/03/2020

 

Se ha publicado en el BOE, con fecha 13 de marzo, el Real Decreto Ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.


En el ámbito fiscal en su artículo 14 se establece lo siguiente:

 

“Artículo 14. Aplazamiento de deudas tributarias.


1. En el ámbito de las competencias de la Administración tributaria del Estado, a los efectos de los aplazamientos a los que se refiere el artículo 65 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, se concederá el aplazamiento del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta el día 30 de mayo de 2020, ambos inclusive, siempre que las solicitudes presentadas hasta esa fecha reúnan los requisitos a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la Ley anterior.


2. Este aplazamiento será aplicable también a las deudas tributarias a las que hacen referencia las letras b), f) y g) del artículo 65.2 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.


3. Será requisito necesario para la concesión del aplazamiento que el deudor sea persona o entidad con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en el año 2019.


4. Las condiciones del aplazamiento serán las siguientes:

a) El plazo será de seis meses.

b) No se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento.”


A efectos prácticos hay que tener presente que la medida sólo afecta a aquellas deudas correspondientes a declaraciones-liquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice entre 13 de marzo de 2020 y 30 de mayo de 2020, y sólo a aquellas deudas con dispensa total o parcial de garantía (hasta 30.000€). Se incluyen las retenciones, IVA y pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades, deudas que habitualmente, y de acuerdo con la ley, son inaplazables. La medida se aplicará a contribuyentes que en 2019 no hayan superado los 6.010.121,04€ de volumen de operaciones.


El aplazamiento será de 6 meses no devengando intereses en los 3 primeros meses.

 

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar